Edric Brídel

19/5/08.
Aparece por primera vez en el segundo capítulo (aunque Aradir lo menciona durante el primero). Es el Capitán de la Guardia Real y paladín de Jian Renrjorn, príncipe y heredero al trono de Plenia. Pertenece a una de las órdenes más temidas de Hernia: los paladines de Briah; grandes guerreros cuyo poder reside en su consagración a la Diosa Briah.
Desde un primer momento vemos que este personaje tiene un carácter firme y tenaz. Es amigo de Aradir desde que se conocieran tras la batalla de Kirk-balahd en la que también asumió un importante papel al empuñar la espada “Netzach”, cuya leyenda afirma que tan sólo el aliento de un elohim, pudo templar su hoja.
Esta hazaña marcó su destino para siempre ya que fue escogido para proteger a “aquel que terminaría con la orden del caos”, pero las dudas atormentan su mente: ¿A quién debía proteger?
Todos estos conflictos que atormentan su alma los iremos descubriendo durante su viaje a Elarnis, patria de su soberana, la reina Yvanna, a la que deberá escoltar hasta su destino para protegerla de las temibles bestias que parecen querer apoderarse de la noble dama.

3 Comentários:

Javier Pérez dijo...

Pobrete el paladín enamoradizo, jeje. Me da una pena. Pero al mismo tiempo es alguien admirable de verdad. Y eso que solo he leído 2 capítulos.

xao

baoyim dijo...

Espero que te vaya gustando más a medida que avanza la historia. Es uno de mis personajes favoritos.

John Anthony dijo...

¡Éste! es mi favorito. En el segundo capítulo se nos da la visión de un profesor o maestro que cuida de su alumno (como para no hacerlo) y a la vez lo hace esforzarse al máximo. He conocido su lado guerrero, y también lo más oculto: el amor prohibido (que tal vez pueda ser plausible, tras leer el fin del segundo capítulo).

 
El Paladín de la Reina © Copyright 2010 | Design By Gothic Darkness |