Recuerdos de la Batalla de Kirk-Balahd

10/2/09.
Abrió los ojos y algo a su alrededor parecía haber cambiado. Ya no oía nada: ni los gritos de la batalla, ni el entrechocar de las armas… nada. Volvió su mirada hacia los tres dragones que dominaban el horizonte y un estímulo feroz lo empujó hacia la primera bestia. Esta se hallaba confiada mirando a su alrededor sin prestar atención al insignificante caballero que corría hacia él. Sin pensarlo siquiera, Edric se abalanzó contra el escamoso ser y sintió como el acero penetraba sumiso entre las duras escamas del animal. Apenas escuchó el rugido del dragón cuando éste cayó sobre un costado exhalando un vapor cálido y mortal. Edric extrajo el arma del cuerpo con la misma facilidad con la que había penetrado y buscó una nueva víctima. Tanto su rostro como sus brazos habían quedado impregnados de la oscura y caliente sangre de la bestia pero el paladín no se daba cuenta porque un calor más sofocante y doloroso era el que seguía corriendo por sus venas.

Kronendath se volvió al escuchar el desgarrador gritó de su hermano malak y observó, demasiado tarde, cómo el guerrero corría hacia él. Intentó esquivar a la menuda criatura pero ésta era lo bastante ágil como para clavarle el arma en un costado. Enseguida sintió penetrar el frío acero bajo su escamosa piel y un ensordecedor rugido de dolor surgió de sus grotescas fauces. Berhelliadath advirtió el peligro que suponía el humano y cargó contra él.

El golpe fue brutal.

Netzach escapó de sus manos y enseguida se debilitó el poder del paladín. Toda la sangre que hervía en su interior se enfrió de golpe y sintió como flotaba largo tiempo en el aire hasta que un atroz golpe le cortó la respiración. No sabía con exactitud cuántos metros había volado ni tampoco en qué posición había caído ya que tras el impacto perdió el sentido. Notó como zarandeaban su cuerpo y entreabrió los ojos para observar a una pálida figura de largas orejas picudas que yacía sobre él y que le hablaba aunque él no pudiera oírle. No sentía los brazos ni las piernas y la cabeza parecía que iba a estallarle del enorme dolor que soportaba. Todo era confuso a su alrededor. Por lo visto, la batalla continuaba pero por la expresión de horror que mostraba el pálido rostro del elfo, intuía que para él ya había acabado todo.

5 Comentários:

Velkar dijo...

Un momento de gran intensidad épica y dramática. Fabuloso.

Christian dijo...

La amistad es como un tesoro
vale mucho
La amistad es como el dinero
si no lo cuidas se va
La amistad no tiene precio
no se vende
La amistad es como el placer
no se ve pero se siente
La amistad es como la puesta del sol
vez en donde comienza
pero nunca veras el final
La amistad es como un libro
nunca terminas de entenderlo
La amistad es como el agua
pura y transparente.


LA AMISTAD ES COMO... LA QUE TENEMOS TU Y YO.
GRACIAS POR ACOMPAÑARME CHRISTIAN.

Belén dijo...

Gracias por tus comentarios Velkar.

Christian, me alegra que te pasaras por aquí. Muy bonito el poema.

Juan dijo...

Hola de nuevo

Te pregunté en otra entrada acerca de eso, pero leyendo más me he dado cuenta. ¿Tu entrada del 18/11/08 es el primer capítulo de tu novela?

Otra cosa es que he visto tu lista de editoriales y los tiempos que llevas esperando respuesta. No conozco a casi ninguna salvo de oídas, pero hay una, el Equipo Sirius que me sorprende, porque está orientada, básicamente, a la divulgación científica. Son los heroicos editores de Tribuna de Astronomía, la única revista de ciencias de alto nivel española al 100% que se edita por aquí. Así que siempre les he seguido de cerca, incluso, una vez estuve a punto de comprar obligaciones que emitieron. No les conozco ningún libro de literatura fantástica así que no creo que puedas publicar ahí. Ahí podría entrar un libro fantástico que enseñara astronomía o física.

En cambio, corrígeme si me equivoco, no pareces haberlo intentado en editoriales de literatura juvenil, como SM. Lo más parecido a lo que tu escribes se considera juvenil en nuestro mercado editorial, así que podrías investigar por ahí. Así, de memoria, editoriales que publican cosas parecidas serían Minotauro (que publican a autores españoles) o Edhasa, en su línea Fantasy Nebulae.

Eso sí... Rendirse no es una opción :-), si bien, tampoco te obsesiones con publicar.

Un saludo.

Juan.

Belén dijo...

Hola Juan, Gracias de nuevo por tus comentarios.
Primero: SI, ese es el primer capítulo.
Segundo: Equipo Sirius edita literatura fantástica. Fue una de las primeras editoriales a las que envié el manuscrito y me consta, que suelen responder (de ahí que deduzca que no están interesados en mi libro). Se que editan este tipo de género ya que están publicando "La tierra del Dragón", gran saga épica de Davis Mateo (o Tobías Grumm, como prefieras).

Con SM, lo que hice fue enviarles un e-mail, preguntándoles si aceptaban más manuscritos y cómo les iba bien enviarles uno: si bien via mail o manuscrito físico. No me han contestado. Puede que más adelante les envíe unos capítulos por correo con alguna carta o llamaré directamente (una amiga me pasó un teléfono de contacto pero soy demasiado "tímida" para estas cosas).

Minotauro pertenece a Grupo Planeta. A ellos si que les he enviado manuscrito y no han contestado. Puede que les envíe un amil ya que en su web pone que para bien o para mal te responden en un par de meses (y creo que ya han pasado unos cuantos)...

Edhasa no sé si lo he mirado. Creo que sí pero sería meter la mano en el fuego. Lo tengo todo apuntado en mi "libretita",lo miraré y lo tendré en cuenta.

Tercero: ¿Rendirse? ¡Jamás! Un besazo.

 
El Paladín de la Reina © Copyright 2010 | Design By Gothic Darkness |