6

Rapidez de respuesta

26/7/08.
Tan sólo 7 días han tardado en responder...
Y lo peor de todo ha sido la sorpresa que me he llevado al ver que Grup Senar es una editorial de co-edición. No tenía ni idea. Cuando los vi, anunciandose en un foro, di por hecho que editaban al 100%. Si hubiera tenido la más mínima idea de que co-editaban, probablemente no les hubiera enviado el manuscrito.
De todos modos, también es interesante ver qué es lo que ofrecen estas editoriales y cuanto te piden por ello.
Pero lo que a mi más me interesa es conocer la opinión que tengan sobre el libro y, de eso, no comentan nada. ¿acaso publican todo lo que les llega?
Leia Mais...
1

Génesis: las guerras

16/7/08.
Hablar de las guerras que sucedieron tras la ruptura es una árdua y complicada tarea que podría llevarnos a escribir infinidad de libros, así que trataremos de centrarnos en el origen de todo ello.

El eterno conflicto entre los elohim de La-Duath, paladines de Briah y los elohim de Sheol, paladines de Binah tuvo su origen tras la ruptura, cuando Briah asumió el poder sobre los etéreos pero, no conforme con eso, quiso dar la oportunidad a los grigori de regresar, tras la degeneración de la materia que los consumía, al reino de Wylon. Para ello envió a los aralim a Hernia, para orientar y guiar a sus líderes en su camino de retorno.

Binah lo encontró injusto y abrió las puertas de Sheol para que, todo aquel grigori que quisiera, pudiera cruzar la entrada a su reino inmortal; si Briah tenía poder sobre AnKhordan y Wylon, ella, quería tenerlo sobre Hernia.

Pero Hernia era mucho mayor que cualquiera de los reinos inmortales. Los grigori evolucionaron de manera diferente creando sus propios reinos y gobiernos; y Briah no consideró justo que todas aquellas almas sucumbieran bajo el poder de Binah y ordenó a sus paladines que se pusieran al frente de los malak y crearan un ejército que combatiera por aquellas almas.

Briah se sintió amenazada y ordenó a sus paladines que entraran en Wylon y reclutaran a su propio ejército. Los malak, almas neutrales, dotadas de libre albedrío escogieron bajo qué mando luchar pero Briah, temerosa de que en algún momento pudiera ser traicionada, ordenó que esta neutralidad fuera anulada y los convirtió en almas oscuras.

Briah sintió que su reino había sido invadido y envió a sus paladines a recuperar esas almas que creía suyas.

La guerra había comenzado.
Leia Mais...
2

Génesis: la ruptura

9/7/08.
Y así como los ashim tuvieron conciencia de que habían cambiado, también Binahbriah se sintió ajena a todo aquello de lo que una vez fuera parte. Y comenzó a sentirse vulnerable y se refugió tras la protección de sus fieles elohim.

Pero los elohim no podían protegerla de ella misma; pues era en su interior donde se lidiaban las perturbaciones contradictorias que generaban su angustia. La energía oscura se alimentaba de la energía del vacío creando un estado de confusión y desorden tan grande, que la esencia de Binahbriah no pudo soportar la invasión y apartó con violencia todo aquello que profanaba su individualidad.

Pero cuando lo hizo, tuvo conciencia de que lo que había intentado apartar, era ella misma, su parte más oscura. Y en ese mismo instante, ambas supieron que no podían convivir juntas pero que tampoco podrían vivir la una sin la otra, puesto que ambas se complementaban. Así pues, Binah, que había asumido la totalidad de la energía oscura abandonó La-Duath, seguida por la mitad de los elohim y, juntos, fundaron el reino de Sheol.
Leia Mais...
6

Génesis: El principio

8/7/08.

Al principio, sólo existía la Energía del Vacío; lo más puro y perfecto: Binahbriah.


En Binahbriah existía una conveniente proporción y correspondencia entre las magnitudes físicas que tenían su origen en los elementos que configuran la realidad del universo. Las fuerzas que actuaban sobre ella se compensaban y anulaban mutuamente creando una estabilidad en la duración de todo aquello que estuviera sujeto al cambio.


Binahbriah era la quintaesencia, el fundamento o principio de todas las cosas.


Del continuo devenir de estas fuerzas se originaron los primeros seres del universo: los ashim, criaturas etéreas que rodeaban, absorbían y, a su vez, protegían la intrínseca cualidad de Binahbriah.


Pero la energía oscura, que también está presente en el continuo devenir del espacio-tiempo, produjo una presión negativa que incrementó la aceleración de la expansión del universo, confundiendo materia y energía e inmiscuyéndose en el mismo centro del vacío, creando un órgano palpitante y lleno de vida del que se desprendieron sentimientos confusos e irracionales.
Los ashim sufrieron mutaciones y absorbieron la materia de un modo irracional. A unos les surgieron alas, otros se transformaron en seres espantosos pero todos coincidieron en que podían apreciarse en longitud y profundidad. Eran visibles. Eran materia.


Y sus cuerpos materiales necesitaban espacios que ocupar. Y Binahbriah creó la morada de los ashim: AnKhordan. Y la situó por debajo de la suya propia: La-Duath, que compartió con aquellos ashim que no habían sufrido una extrema evolución y aún conservaban gran parte de la esencia de Binahbriah y a quienes llamó elohim (el más fuerte).


Pero enseguida tomaron posesión de Ankhordan aquellos que habían adquirido una conciencia mayor que los demás y cuya soberbia les impedía compartir aquel mundo que se les había dado. Se hicieron llamar así mismos los aralim y con el poder que les permitía interpretar y manipular las leyes del universo crearon dos mundos por debajo del suyo: Wylon, donde permanecieron aquellos ashim que no perdieron su inmortalidad y Hernia, a dónde fueron enviados aquellos que experimentaron en mayor medida el poder de la energía oscura, aquellos ashim que habían asimilado la materia hasta tal punto que habían perdido su inmortalidad.


Y así nacieron las razas de Hernia. Los primeros ashim que habitaron Hernia fueron los llamados Grigoris, mientras que aquellos que permanecieron en Wylon fueron llamados malak y serían los encargados de supervisar el desarrollo y la estabilidad en el terrenal mundo de Hernia.
Leia Mais...
5

El Principio de una gran amistad

2/7/08.
Tal y como Humphrey Bogart decía en Casablanca... "Este es el principio de una gran amistad".
Y es que el Señor Joaquín Martinez (alias "Falquian") me ha llamado a mi móvil en plena comida, mientras ponía al corriente de la situación a Toni (mi marido) de todo cuanto había sucedido en este blog.
No reproduciré aquí nuestra conversación (que es privada) pero sí diré que me ha sorprendido gratamente y que espero que éste sea el principio de una gran amistad.
No hemos mantenido una conversación muy larga, en parte a los nervios del momento y en parte a que la camarera esperaba pacientemente a que pidiera mi postre. Al final, todo el restaurante estaba al tanto de qué ocurría ¡¡y es que esto es un pueblo, por favor!! mi cara debía estar más roja que un tomate.
Nada, Joaquín, agradezco tu llamada y te tomo la palabra de llamarte si necesitara cualquier cosa. Tú ya tienes mi móvil, así que puedes llamarme cuando quieras, ahora ya te tengo "fichado" y no me pillará tan de sorpresa. Saludos a todo el equipo y espero que me des tu permiso para poner un enlace a mundos épicos como "amigos que me apoyan como escritora".
Muchas Gracias.
Leia Mais...
7

Sobre mí:

1/7/08.
Como habréis podido comprobar, en el lateral del blog, he colgado un anuncio de la Coca-cola que define a la perfección mi perfil y el de todos aquellos que, como yo, crecieron en la época de los ochenta.

A la edad de 9 años contraje la escarlatina y para poder sobrellevar una solitaria cuarentena mi madre me regalaría El Señor de los Anillos, libro que influiría sobremanera en mi debilidad por el género fantástico.

A parte de conocer a Orzowei y sobrevivir a las hombreras, fui de las primeras en asistir al estreno de La Guerra de las Galaxias y al nacimiento del que sería el mayor héroe de todos los tiempos: Indiana Jones. ¿Cómo se puede resistir a la tentación de crear tus propias aventuras ante tan magna influencia?

Pues así empecé a escribir. Creando mis propias aventuras con héroes imaginarios que se parecían a Christopher Reeve o a John Travolta. ¿Os han dicho alguna vez aquello de… “si te aplicaras en tus estudios de la misma manera en que te dedicas a escribir….”? Pues sí, también me tocó vivir una época en la que los sueños no se hacían realidad sino más bien debías ocultarlos para hacer otras cosas “de provecho”. Y así fue como dejé de escribir y me centré en mis estudios hasta que los abandoné para ponerme a trabajar.

No fue hasta al cabo de muchos años cuando decidí retomar la pluma y el papel (en este caso el ordenador) y volver a escribir. Pocos sabían que estaba escribiendo un libro, tan sólo mi familia que me ha apoyado en todo momento y unos cuantos amigos cercanos que me han animado a seguir escribiendo.

Así que espero que esta nueva aventura no finalice con El Paladín de la Reina.
Leia Mais...
 
El Paladín de la Reina © Copyright 2010 | Design By Gothic Darkness |